martes, 1 de octubre de 2013

Pide perdón y recíbelo




Recuerda todas aquellas veces que te has cabreado y piensa en esos momentos... ¿cómo estás? Furiosa ¿que sientes? Traición ¿qué harías para sentirte mejor? Cagarte en esa persona, pero no, hay algo dentro de ti que lo niega, más cuando es una persona que quieres. Y después de esos momentos de furia, traición y ganas de matar ¿te queda rencor, o prefieres seguir queriendo?
Piénsalo.